Garantia de conformidad para motos

La garantía de conformidad en base a vehículos de dos ruedas o Motos, son un poco diferentes a las de los vehículos comunes de cuatro ruedas, estas tienen un periodo un poco más corto aunque generalmente no es menor a  la típica extensión de 12 meses.

Para motos nuevas tenemos que el plazo de la garantía es mínima de dos años y que los fabricantes incluso pueden ofrecer  garantías extendidas de más de dos años conocidas como garantías comerciales o seguros, y estas por supuesto deben ser pagadas para ser obtenidas ya que sale de la típica norma judicial.

Dichas garantías comerciales parecen ser buenas en primera instancia aunque en realidad tienen sus altibajos; por ejemplo, solo cubren carrocería o algunas piezas de la moto en genera dejando todo lo demás expuesto; o por otro lado, ofrecen cobertura a piezas que generalmente nunca se dañan por lo que estaríamos pagando por algo que nunca usaremos.

Para las garantías en motos de segunda mano las cosas se reducen a la mitad, teniendo una garantía de conformidad que cubre únicamente un año para motos entregadas en buen estado y en ellas podemos notar que generalmente los vendedores “profesionales”  ofrecen ayuda o respaldo a otras empresas de mayor talla.

Como saber cuándo utilizar la garantía de conformidad

La garantía de conformidad es un derecho adquirido del comprador al momento de comprar un vehículo cualquiera, esta hace presencia cuando nuestro vehículo no es entregado en las condiciones en las que fue acordado, ya sea teniendo algún daño en un lugar no especificado (si es de segunda mano) o teniendo cualquier daño, si es nuevo, todo al poco tiempo de haberlo adquirido.

La garantía de conformidad para motos es de hecho un documento complicado ya que puede ser tomado como ventaja o desventaja dependiendo de la honradez del vendedor. La mayoría de los compradores sabe de antemano que ningún vendedor ve como buena inversión la llamada Garantía de conformidad; sin embargo, lo acatan por ser parte de las leyes establecidas.

Una garantía legal incumplida puede generar multas y hasta cárcel para el vendedor, por lo tanto, estos la gran mayoría de las veces acceden a pagar los daños sin ningún tipo de quejas.

Un  ejemplo de uso para la garantía de conformidad  es por ejemplo adquirir un vehículo nuevo de concesionario y que este a los 2 meses comiencen a tener una falla grave en la caja habiendo tenido muy poco tiempo de uso, con kilometraje muy bajo y con un trato hacia el vehículo bastante leve.

La letra pequeña de una garantía convencional

La garantía convencional puede verse como una ventaja para algunas empresas estafadoras ya que este documento no expresa realmente  las condiciones de reparación para un vehículo cualquiera, por ejemplo, el vehículo puede tener una avería agravada en su motor, y el documento de segunda mano puede especificar una falla minúscula, de esta manera el vendedor salvar su pellejo (por así decirlo) de una pago.

Las leyes de garantía de conformidad no cubren del todo a las motocicletas con respecto a los talleres de verificaciones, que deben ser siempre oficiales para vehículos que no sean de tipo 3-4-6-8) quedando completamente aislados los vehículo de dos ruedas.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Digg this
Digg
Share on Tumblr
Tumblr