Con el fin de que lo ennegrecido desaparezca

En el aposento de una señorita normalmente tiene un estuche donde hay alhajas y además falsificaciones de años atrás que hoy día para nada se las ponen porque están estropeadas o por olvido.

Gran cantidad de dichas alhajas como pueden ser esclavas y colgantes se podrán seguir utilizando en el caso de que se limpien sin prisas de modo que deslumbren del mismo modo que en pasado.

Algunas de estas sortijas eran de color dorado y plata porque se hicieron con minerales que con el tiempo y naturalmente el fresco han llegado a oscurecerse. Lo que en un principio debemos de hacer es adivinar el tipo de mineral y obviamente la tonalidad que tienen hoy día.

Gran cantidad de pulseras de macrame están bañadas en oro no obstante antes o después pierden el color y es complicado conseguir nuevamente esa tonalidad puesto que se deberían bañar otra vez en ese apreciado metal y va a ser bastante más barato adquirir una joya nueva, en el caso de que llegue a ser un mineral que no suba mucho de precio porque al ser de plata buena resultan bastante más caras.

La plata auténtica envejece peor que otras aleaciones y es más difícil de limpiar. En el caso de que necesite limpiar los pendientes tiene que hacerlo con un paño limpio y seguidamente friccionar sin miedo con el fin de que lo ennegrecido desaparezca, pero sin embargo si no es suficiente hay métodos que suelen dar mejores resultados como serían la pasta de dientes, el bicarbonato o el zumo de limón. De ningún modo use productos químicos que pueden quemar la plata de ley y al mismo tiempo va a poder lastimarse las manos o los ojos al contacto con ese producto.

Si en su guardajoyas guarda muchos anillos y aros de plata auténtica y su objetivo es conservarlos bien tendrá que limpiar estas joyas usando sustancias naturales.

A menudo en esas cajas hallamos piezas que están deterioradas de modo que hay que llevarlas a un comercio especializado con el objetivo de que puedan repararlas, pero sin embargo la mayoría de las veces es bastante más caro que reparlas con ayuda de determinadas técnicas que hay en las webs.

Vemos chicas que no usan un estuche con el objetivo de almacenar sus pulseras de cuero y las almacenan en gavetas, así suelen perderse piezas de joyería al no estar colocadas correctamente.

Las señoras conservan un gran número de gargantillas y lo más eficiente va a ser hacernos de un cofrecillo con amplitud que contenga un gran número de compartimentos para poder distribuir adecuadamente cada collar. Los cofrecillos se consiguen en bazares y en establecimientos especializados en donde puede comprar el que más le guste y quepa en el espacio del que disponga en su residencia. No se olvide de guardarlo donde no sea fácil encontrarlo por si pretenden estafarle.

Todas las joyas de alto valor se meten en estuches para poder preservarlas de impactos o arañazos, en todos los hogares hay sortijas muy caras. Si hace un viaje y carece de medidas de seguridad en su vivienda, saque las piezas de su residencia, pues suelen apropiarse de ellas los delincuentes al no pesar mucho y sin duda en el caso de que sean de oro es posible fundir el metal y negociar con individuos sin dignidad que luego lo usan con el propósito de crear alhajas nuevas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr